¡ Bienvenidos a Huanchaco..!

Huanchaco ,toca tu corazón con su maravillosa herencia cultural y encanto turístico. Y desea compartir sus múltiples experiencias con todo el Mundo con el fín de lograr un mayor acercamiento con todos los pueblos del orbe.
La Casa de la Cultura y Turismo del Distrito de Huanchaco, tratará en lo posible ,de difundir su historia, folklore, artes, y todas sus bondades turísticas con el único fín de compartir éste pedacito de cielo con todos ustedes.
¡Bienvenidos a Huanchaco...!

sábado, 20 de junio de 2009

LA LLORONA



La Historia fué proporcionada a una señorita de Huanchaco que prefiere quedar en el anonimato, quién a su vez la recibió de Don Manuel Díaz Huamanchumo que aún reside en la Calle Independencia N° 183 en la Caleta de Huanchaco:
"Cuenta que hay un alma que pasea por las calles traje bajo toda de negro cargando en sus brazos un niño,camino abajo de la playa se pierde.
Como a las dos de la mañana Don Manuel se levantó a vigilar su casa por precaución uno siempre sale a dar una vuelta por los ladrones en eso divisa una mujer que pasa por la calle, el vive en un segundo piso y la vió pasar....
LA LLORONA
Cuentan que la Llorona era una mujer que acompañaba siempre a su esposo a pescar y mientras él se iba mar adentro ella se quedaba en la orilla con su bebé.
El pescador era muy jóven y quería desafiar al mar entrando muy adentro. Pasaron las horas y el esposo no salía de la mar, entonces ella empezó a escuchar gritos de ayuda, era su esposo quien se estaba ahogando, dejó al bebé en la orilla y se lanzó al mar para socorrer al esposo, pero al hacerlo no se daba cuenta que el bebé podía sufrir un peligro.
Nadó y divisó al Caballito de Totora que usaba su esposo y no encontró nada,buscó desesperadamente su cuerpo mar abajo y no lo vió entonces vino una gran ola y la botó fuertemente hacia la orilla.
Al llegar corrió a buscar a su bebé y no lo encontró, el mar se lo había tragado.
La mujer estalló en llanto mirando al cielo preguntándose porqué se llevó a sus dos seres más queridos.
La mujer entró al mar en un Caballito de Totora y nunca más volvió a salir por eso se escucha un llanto de desesperación como si quisiera que recemos por ella, su esposo y su hijito.
Por eso los pescadores tienen un gran respeto al mar porque el mar es traicionero y además tiene vida y puede decidir sobre las personas que entran en él."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada